La Movida en Venezuela

Willie Colón: desmiente estar estable “Es un largo camino para la recuperación”
abril 27, 2021
Todo listo para la gran ceremonia de beatificación del medico de los pobres.
abril 28, 2021

Conoce más sobre la beatificación del Dr. José Gregorio Hernández.

La ceremonia de beatificación del doctor José Gregorio Hernández se realizará este viernes 30 de abril, en la iglesia del Colegio La Salle de La Colina. 

La beatificación es el paso previo a la canonización de un fiel. En orden cronológico es el tercero, en un camino que se inicia al ser el fiel considerado “Siervo de Dios” y posteriormente declarado “Venerable”.

Además, es una respuesta oficial y autorizada del Santo Padre a las personas que piden honrar con culto públicamente a un cristiano que consideran ejemplar, con la cual se les concede permiso para hacerlo.

2. ¿Cuándo surge la beatificación?

La declaración de santidad es tan antigua como la misma Iglesia. En los primeros siglos, esta declaración se hacía de una manera sencilla y casi espontánea, brotaba de la fe del pueblo, de la “vox pópuli”.

Posteriormente, era aceptada por la jerarquía de la Iglesia. Tiempo después, los obispos tomaron responsabilidad por la declaración de santos en sus diócesis, para así evitar abusos.

3. ¿Quién hace la petición de beatificación?

Corresponde al obispo de la región donde nació, vivió o murió el candidato, hacer la solicitud de beatificación ante la Santa Sede.

A su vez, debe presentar un informe que consiste en una biografía completa y un resumen de evidencias del milagro atribuido al mismo. Antes de iniciar una causa, el obispo local debe consultar a los otros obispos de la región, para decidir si tiene sentido pedir la canonización del candidato.

A partir de ese momento, comienza un largo y cuidadoso proceso a cargo de diferentes expertos, quienes después de varias fases, emiten la resolución final. Si el caso es aprobado, el candidato es declarado “Beato”.

4. ¿Qué se necesita para conceder una beatificación?

Para ser beatificado, además de los atributos personales de caridad y virtudes heroicas, se requiere un milagro que Dios, por la intercesión del Siervo de Dios haya concedido un hecho extraordinario, comprobado y documentado mediante un proceso jurídico, donde se recaben las pruebas necesarias para afirmar que no hay explicación humana al hecho y que, por tanto, constituye la voz de Dios acerca de la santidad de ese Siervo de Dios.

Cuando no puede demostrarse, por tratarse por ejemplo de milagros espirituales o por falta de la necesaria documentación, etc., se denominan favores o gracias.

Con información de la Comisión Nacional para la Beatificación del Dr. José Gregorio Hernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.